fbpx
Saltear al contenido principal

¿Cómo garantizan los supermercados la venta de alimentos seguros para la salud?

¿Te preguntas a menudo qué procesos implementan los supermercados para garantizar la seguridad alimentaria de sus clientes?

¿Cómo evitan la contaminación de los muchísimos productos alimenticios que ofrecen?

¿Qué procesos implementan para garantizar que tú consumas sus productos con absoluta tranquilidad?

Si bien es cierto que la contaminación de los alimentos puede ocurrir en cualquier etapa del proceso de producción, desde la cosecha hasta la venta, los supermercados tienen la responsabilidad de asegurar que los alimentos que venden estén libres de contaminación y seguros para el consumo.

Responsabilidad que parte de una compleja normativa que, en España, es de las más sofisticadas y completas de todo el mundo.

 

¿Qué normativa de seguridad alimentaria siguen los supermercados españoles?

Los supermercados españoles siguen una serie de normativas de seguridad alimentaria para garantizar la seguridad de los productos que ofrecen a sus clientes. Estas normativas son establecidas y reguladas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESA) para garantizar que los productos cumplen con los estándares de calidad y seguridad requeridos.

El PNCOCA es un plan que establece las regulaciones y controles para garantizar el cumplimiento de las leyes en la cadena de suministro de alimentos en España. Este plan se actualiza regularmente para adaptarse a cambios en la legislación, descubrimientos científicos y otros factores relevantes. Actualmente, se encuentra en su cuarta edición desde su creación en 2007 y es el más completo hasta la fecha, involucrando a varios ministerios.

Una de las normativas principales que se aplican en los supermercados españoles es el Reglamento (CE) 178/2002 de la Unión Europea, que establece los principios y normas generales de la seguridad alimentaria y establece la responsabilidad de los productores y distribuidores de alimentos de garantizar la seguridad de los alimentos.

Además, los supermercados españoles deben cumplir con las regulaciones de la Unión Europea sobre la trazabilidad de los alimentos, lo que significa que deben poder rastrear los productos a través de la cadena de suministro para facilitar la retirada de productos inseguros en caso de una emergencia.

La AESA también tiene la responsabilidad de llevar a cabo inspecciones regulares en los establecimientos de venta de alimentos y verificar el cumplimiento de las normativas de seguridad alimentaria. Además, la AESA también colabora con las autoridades sanitarias locales para investigar y resolver cualquier problema relacionado con la seguridad alimentaria.

Los alimentos deben ser analizados en diferentes puntos de su producción, desde la fabricación, hasta el envasado, distribución, almacenamiento y venta al consumidor final, siguiendo programas específicos de muestreo y análisis para detectar contaminantes, peligros biológicos, aditivos y otros ingredientes tecnológicos, residuos de plaguicidas y medicamentos, entre otros controles relacionados con los materiales y objetos en contacto con los alimentos. El objetivo es garantizar que la industria alimentaria cumpla las normas establecidas en todas las etapas de la producción, transformación, envasado, almacenamiento, distribución y venta al consumidor.

¿Qué medidas toman los supermercados para garantizar la seguridad alimentaria del consumidor en su día a día?

Las siguientes medidas son el resultado de una normativa tan exigente, que los supermercados españoles siguen al pie de la letra para garantizar que todo lo que el consumidor/a se lleva a casa tenga la máxima garantía de seguridad alimentaria:

Separación de los productos crudos y cocidos : Los productos crudos, como la carne y el pescado se almacenan en contenedores y estantes separados de los productos cocidos y listos para comer, para evitar la contaminación cruzada.

Utilización de equipos y utensilios separados para el manejo de productos crudos y cocidos.

Refrigeración adecuada de los productos alimenticios. Los alimentos perecederos se mantienen a una temperatura adecuada para evitar que se desarrollen bacterias y otros microorganismos peligrosos.

Protocolos para verificar regularmente las temperaturas de los refrigeradores y congeladores para asegurar que estén funcionando correctamente.

Inspección de los productos antes de su venta. Esto incluye la revisión de la fecha de caducidad, el sello de seguridad y la correcta etiquetación de los productos alimenticios. Los supermercados también realizan inspecciones regulares de sus estantes para detectar cualquier problema con los productos, como los productos en mal estado o dañados.

Estrictas normas de limpieza y desinfección para prevenir la contaminación de los alimentos. Esto incluye limpiar y desinfectar regularmente los estantes, mostradores, cajas registradoras y otras áreas de la tienda donde se manejan los alimentos.

Prácticas de higiene adecuadas, como lavarse las manos con frecuencia y usar guantes y mascarillas, para evitar la contaminación cruzada.

Protocolos de incidencias y alertas alimentarias para retirar inmediatamente aquellos alimentos que se sospecha que puedan estar contaminados y notificación a las autoridades reguladores.

Seguimiento de las alertas de seguridad alimentaria. Los supermercados están obligados a estar al tanto de las últimas alertas de seguridad alimentaria emitidas por las autoridades reguladoras y tomar medidas inmediatas para retirar cualquier producto que pueda ser peligroso para el consumo.

Correcto etiquetado, incluyendo información como la lista de ingredientes, la fecha de caducidad, el número de lote y las instrucciones de almacenamiento y preparación. Esto permite a los clientes tomar decisiones informadas sobre los productos que compran.

Protocolos para lidiar con los productos devueltos o no vendidos. Estos productos deben ser inspeccionados y retirados de las estanterías si no cumplen con los estándares de seguridad alimentaria.

Medidas de prevención: También pueden tomar medidas adicionales para asegurar la seguridad de los alimentos en el futuro, como realizar inspecciones adicionales o mejorar las prácticas de manipulación y almacenamiento.

 

¿Cómo simplifican los supermercados sus procesos de seguridad alimentaria?

Con ANDY.

Andy no es solo el asistente digital referente de la restauración organizada, utilizado por grandes marcas en nuestro país, desde Burro Canaglia, hasta Domino’s Pizza, Pizzerías Carlos, Tierra Burrito, Telepizza, Healthy Poke, NewRest, Grupo Casaverde  ¡y muchos más!…

Andy digitaliza y centraliza las operaciones de las secciones en los supermercados que manipulan carnes, pescados, y comidas preparadas, maximizando eficacia, higiene y rentabilidad.

Andy guía a los equipos en el supermercado para que tengan todos los elementos de la gestión de los elementos de mayor riesgo bajo control en un único lugar:

1️ APPCC Digital: Andy digitaliza los registros de limpieza e higiene, mantenimiento, temperaturas y cualquier checklist necesario, garantizando el cumplimiento de la normativa aplicable.

Andy permite cumplir con todos los registros obligatorios a la vez que activar planes correctivos de forma automática, desde la toma de temperaturas, hasta la puesta en marcha de acciones correctivas, establecimiento de límites aceptables y la frecuencia de vigilancia.

2️ Gestión de incidencias: Andy automatiza cualquier incidencia alimentaria que ocurra en el supermercado, activando planes correctivos simples y efectivos en una fracción del tiempo que los equipos humanos suelen invertir.

Mediante un eficaz sistema de notificaciones, ¡cualquier incidencia deja de ser incidencia en tiempo récord!

3️ Auditorías Internas: Andy ofrece un plan de auditorías que permite controlar el acceso de los participantes, personalizar las puntuaciones y recopilar todas las inspecciones en un único lugar.

4️ Etiquetado alimentario: Andy tiene también la capacidad de etiquetar productos e ingredientes de manera mucho más rápida y sencilla, evitando errores humanos, y garantizando una mayor seguridad alimentaria en todas las secciones del supermercado que manipulan alimentos de mayor riesgo.

 

Mantenimiento preventivo


Con Andy los supermercados pueden digitalizar sus procesos de seguridad alimentaria de manera que todos los responsables de calidad, seguridad alimentaria y operaciones pueden controlar en tiempo real todos los locales con información unificada en un único sitio para tomar decisiones basadas en datos.

Y no solo eso:

  •  Todos los miembros del equipo saben qué tareas tienen que hacer y cómo (tanto a nivel de limpieza, como de mantenimiento, preparación, y cualquier otra labor que se precise en tu local).
  • Toda la información importante para el supermercado queda clara y seguramente registrada para facilitar su funcionamiento y posibles auditorías, desde la recepción del producto, a cambios de aceite, temperaturas, etc.
  • Los supermercados cumplen con todas las exigencias de la ley, teniendo los registros listos para presentar en caso de una inspección.
  • Se pueden realizar auditorías para saber cómo funcionan los equipos y cuáles son los aspectos que deben optimizarse.
  • Se expande el alcance y la eficacia de la comunicación interna entre compañeros de turnos diferentes y con la central.
  • Pueden registrar y dar seguimiento a incidencias de cualquier tipo (maquinaria, técnicas, etc.), minimizando “time down”, estrés y gastos innecesarios.
  • Eliminan el papeleo digitalizando todos los procesos APPCC y cualquier otro tipo de registro.
  • Pueden imprimir etiquetas de caducidades sabiendo siempre cuándo ha entrado el producto, cuándo se ha preparado y cuándo caduca.

Digitalizar las operaciones de seguridad alimentaria y trazabilidad con Andy facilita radicalmente el trabajo de los equipos en los supermercados, garantizando la seguridad del consumidor, y ahorrando tiempo, dinero y muchos dolores de cabeza a los responsables.

Si eres uno de ello/as, y quieres digitalizar vuestros procesos de seguridad alimentaria, prueba Andy totalmente gratis durante 10 días en esta página web, haciendo clic en el enlace que ves a continuación.

 

Prueba Andy con tu
equipo sin pagar nada

Crea tu cuenta en menos de 5 minutos y empieza a digitalizar tus operaciones hoy mismo.

¿Prefieres una demo
personalizada?

Nuestro equipo estará encantado/a de enseñarte cómo Andy puede integrarse y transformar tus procesos. Descubre por qué Andy es el asistente digital referente de la hostelería española.

Volver arriba